AVILES - CUDILLERO

27 de agosto, sábado

          Sábado, 8,00 a.m., casi nadie por la calle.  Al fondo una inmensa humareda contaminante y los servicios de limpieza baldeando y retirando los restos de la fiesta que nos perdimos anoche.  Somos los primeros clientes de una cafetería que acaba de abrir donde nos atienden amablemente.
          Cruzamos Avilés caminando por sus solitarias calles hasta el alto de San Cristobal, a nuestra izquierda queda la localidad turística de Salinas y hacia ella bajamos.  Empieza un verdadero laberinto entre urbanizaciones hasta llegar a San Martín de Laspra.  Hemos tenido que caminar zigzagueando varios kilómetros para situarnos a 500 m. en línea recta del punto donde antes estábamos en el alto de San Cristobal.  En fin, una más de los trazados caprichosos que, a veces, alguien pone al camino.
          Continuamos en subida hasta Barrio de la Cruz donde paramos a la sombra de un lavadero rehabilitado que se ve en uso y en el que Miguel ha instalado el avituallamiento, luego bajada a Santiago del Monte y, al poco, Ranón.  En este trayecto hemos pasado muy cerca del aeropuerto de Asturias observando, entre la espesura de los árboles, a varios aviones aproximándose en vuelo bajo.
          Estamos en Ranón, un pueblo turístico junto a la ría del Nalón y próximo a la Playa de los Quebrantos, es la hora de comer y hay gana pero es sábado y el lugar que escogemos está lleno.  Hay que armarse de paciencia.
          Después del “coyote” (gambas al ajillo revueltas con huevo) y un buen pescado, todo de menú ¡eh!, marchamos a dar un largo paseo por la playa y a tomar un café en un chiringuito tranquilamente porque hoy ya hemos terminado.  Hemos fraccionado la etapa oficial que es de 40 km., más los añadidos de siempre, y nos vamos a pernoctar a las proximidades de Cudillero, así mañana tendremos un tramo más corto.
          El olfato de Miguel para localizar buenos sitios y negociar condiciones favorables es de agradecer.  Junto a Cudillero, en El Pito, ha encontrado un hotelito familiar (Hotel Alvaro, de una estrella) con todas las comodidades a un precio de crisis, y allí nos instalamos.
          El hotel está situado frente al conjunto palacial de los Selgas, junto a una iglesia que en 1914 Fortunato de Selgas promovió su construcción para situar el panteón familiar, y donde se conserva el altar religioso más antiguo de España (s.VIII) erigido por el rey Silo y proveniente de la iglesia de Santianes de Pravia.
          Paco López le toma gusto al sitio  y se queda descansando, por lo que se pierde la visita a uno de los pueblos más bonitos de la costa asturiana: Cudillero.  En este lugar las casas bajan escalonadamente la montaña hasta dar a una plaza llena de bares y restaurantes junto al puerto.
          Cudillero ha vivido siempre de la pesca, de hecho a sus habitantes se les llama “pixueto/a”, gentilicio que, al parecer, les viene del “pixín” una palabra asturiana para denominar al rape que se pesca mucho en la zona.  Aunque en los últimos años el sector que está creciendo de forma notable es el turismo.
          Paseamos por el puerto, visitamos la oficina de turismo y en un bar, detrás de la lonja de pescado, damos cuenta de unas raciones de sardinas y calamares acompañadas de abundante sidra y cerveza, después subimos a descansar plácidamente en nuestro palacete.

AMANECER EN AVILÉS. LA CONTAMINACION NOS RODEA

AYUNTAMIENTO. HA DESAPARECIDO EL ESCENARIO QUE HABÍA ANOCHE

SALIENDO DE LA CIUDAD

FERNANDO CON LA ESTATUA DE EUGENIA MARTINEZ VALLEJO "LA MONSTRUA"

SALINAS

CAMINANDO

HIDROMASAJE

ALMUERZO EN EL LAVADERO

ARBOL

RIO NALÓN

EN LA PLAYA DE LOS QUEBRANTOS (RANÓN)

¡VAYA TRONCO!

IGLESIA DE EL PITO

CUDILLERO DESDE EL PUERTO

MÍRALOS. HASTA PARECEN SERIOS Y FORMALES

PLAZA DE CUDILLERO

LONJA

BAR EN LA PLAZA

APARTAMENTO DEL HOTEL ALVARO. AQUI VAMOS A DORMIR MEJOR QUE EN EL ALBERGUE











video

1 comentario:

  1. A ver: las columnas de "humo" blanco no son contaminación ¡es vapor de agua!

    ResponderEliminar