CADAVEDO - LUARCA

30 de agosto, martes

          Hoy la etapa es corta, muy corta, la mitad de lo que habitualmente caminamos y discurre alternando caminos con tramos de carretera, por lo tanto  nos lo tomamos con calma desde el principio y salimos tarde, después de haber dormido a pierna suelta y tomar un buen desayuno.
          Avanzamos por un camino paralelo a nuestra amiga la N-632 pasando por lugares como San Cristobal y Querúas, retomamos la carretera, atravesamos el río Esva por un puente y llegamos a un hostal donde reponemos fuerzas con unos bocatas y estimulamos el cuerpo con unos cafés.
          Tras el relax del almuerzo, se retoma la ruta por un sendero que sube el monte en línea recta atravesando varias veces la carretera que serpentea para ascender, Fernando y Paco deciden continuar por asfalto y Antonio y yo seguimos el trazado oficial por el bosque.  En lo alto, caminamos un rato junto a la autopista hasta cruzarla por un paso elevado que desemboca en unas inmensas plantaciones de maíz que está muy tierno, lo que aprovechamos para coger unas cuantas mazorcas y preparar esta noche la “dacsa” alcoyana (maíz tierno frito).
          Desembocamos en la antigua N-632 justo en el momento que pasan Paco y Fernando, o sea, que el trayecto es prácticamente el mismo por carretera o por el monte.  Unos kilómetros más y estamos en los arrabales de Luarca, cuna del premio Nóbel Severo Ochoa,  apareciendo en una balconada con fantásticas vistas sobre el casco antiguo y el puerto donde nos espera Miguel para comer.
          Preguntamos y nos recomiendan “El Barómetro”, un restaurante de comida marinera que tiene buena pinta, y allá que vamos.  Pero nada más abrir la puerta, alguien, que debe ser el dueño, nos corta el paso enérgicamente y, sacándonos del local, dice que no hay sitio, indicando, imperativamente, que si queremos volver lo hagamos en una hora, pero que se lo confirmemos ya.  Parece haber gente que el éxito momentáneo les hace sentirse “seres superiores” sin percatarse que dependen, en gran parte, de sus propios modales y comportamientos para mantener y consolidar ese éxito o arruinar el negocio que dirigen. 
          Tras unas palabras con singular personaje, decidimos que se meta su encumbrado restaurante os podéis imaginar dónde y nos vamos a la terraza de uno cercano, La Dársena, donde nos tomamos unas “fabes con almejes” que están superiores, y además atendidos con diligencia y amabilidad.
          Después de la suculenta comida, paseamos por el puerto, la lonja y el casco antiguo hasta la plaza del ayuntamiento donde toca café y chupito en la terraza de una cafetería, luego regresamos a Villademoros donde tenemos  nuestra mansión en los Apartamentos Carín.  Hay que aprovechar que disponemos de lavadora para hacer la última colada del viaje y a ver si esta noche acompaña el tiempo y podemos asistir a las fiestas de Cadavedo.
            Pues va a ser que no. Hemos hecho la compra, preparado una exquisita cena y estamos listos para bajar al pueblo,  pero diluvia de nuevo con rayos y truenos incluidos.  Vaya viajecito que llevamos: cuando hay algo que ver llegamos a las tantas y cuando acabamos a tiempo o estamos en medio del campo o nos caen chuzos de punta.  Bueno, seguro que Paco saca la trompetilla y ambienta la cosa.

TRACTOR DE LOS AÑOS 70

ANTONIO

PACO Y FERNANDO

CUIDADIN CON EL BARRO

AQUI HAY QUE REPOSTAR

PACO "THE WAITER"

ALGUNOS DEJAN SU MARCA

AHORA BORDEAMOS EL MAR

VAMOS BIEN

OTRO LAVADERO ABANDONADO

IGLESIA DE SAN SEBASTIAN DE BARCIA

HÓRREO

LLEGADA A LUARCA

BALCONADA SOBRE EL PUERTO

EL MISMO

EXQUISITAS FABES CON ALMEJAS EN ......

.....EN EL RESTAURANTE LA DÁRSENA

EN ESTE OTRO, EL BARÓMETRO, NO NOS ADMITIERON. (SE VE QUE NO DÁBAMOS EL PERFIL)

PATO NAVEGANDO POR EL RIO NEGRO





video

1 comentario:

  1. esa foto no es de un horreo, es una panera, el horreo tiene la planta cuadrada y cuatro "pegollos" (columnas)

    ResponderEliminar